INTRADUCIBLE #AudioAbril17

No eran más que actos cobardes, contra un corazón enamorado que más ha podido que toda la fuerza opuesta al sentimiento, que moribundo sonríe al verle pasar. “El amor nos vuelve idiotas”, le decía a mi hermana mientras me contaba sus historias por las que no imaginé pasar, era yo, era yo quien afirmaba que uno nunca debe perder de vista el piso, que mientras nuestra mente vuela, nuestros pies deberían estar bien plantados a la tierra; pero a mí, ¡a mí quién carajo me advirtió que tras enamorarse, uno acaba por no pensar más que en eso mismo!, el amor.  Que tras conocer a esa persona que duerme poco a poco nuestras neuronas, el tiempo se vuelve más contradictorio de lo que normalmente es. Que el amerizaje se fragmenta en niveles, y que si no logras hacerlo a tiempo el único camino será saltar, y que si le temes a las alturas tus piernas temblarán tanto que al lanzarte, te vas a golpear tan fuerte que la herida tardará en cerrar. Y yo, yo he estado a punto de aterrizar tantas veces que a estas alturas literalmente mis piernas flaquean tanto que, a mi corazón le asusta, y dice que me detenga, que esto no se ha terminado, y vamos, ¿por qué no hacerle caso?; me quedo un rato más, porque lo he vuelto tan parte de mí, que si salto me dejo aquí, me dejo como un puzle,  y un vacío que tras la caída se va llenando de aire, y que de golpe sale, y entonces,  el vacío se vuelve inevitable.

firma

ANALOGÍA #AudioFebrero

¿Qué, por qué te quiero tanto? Porque no nos parecemos, porque nos complementamos, porque tenemos poco en común, pero eso es demasiado, tenemos en común ese camino que nos hizo conocernos, tenemos en común un puñado de promesas y ¾ de vida. Tenemos en común una lista de canciones que a veces  cantamos a dúo perdiendo la noción del tiempo. Tenemos en común abrazos esperando ser liberados al volver a vernos. Tenemos en común besos acumulados de esos días en que nos hemos necesitado. Nos tenemos en común el uno al otro cada vez que el miedo pretenda hacernos replegar de la partida y de todo lo que hemos logrado.

firma

MI CATARSIS MÁS HERMOSA #AudioDiciembre

Como cada noche te esperé con ansiedad hasta que ya no hubo más café, hasta que la tinta se terminó de consumir en el papel y este texto terminaba siendo nada, nada si no eras tú.  Y así las noches se convertían entonces, en otra que se alejaba al vacío para dejar de existir. Llegó el invierno y junto a él la desesperación por ti, y luego me vi encerrada en una conspiración, el tiempo, tú sabes que nunca se le ha dado eso de la diplomacia; y yo seguía sin entender qué pasaba  y quise forzarte a venir, pero ni así. Luego en las mañanas te pensaba con tanta imprudencia en el otoño de los árboles, en la primavera del jardín de mi madre, pero yo tenía frío, era el puto realismo.  Te alojaste en mi vida y no recuerdo cuándo, pero desde  entonces ser realista ya no es lo mío; me has enseñado a soñar que vuelo y viajo, viajo muy lejos, me has enseñado a devoramos la noche y a saborearnos las penas. ¿Ahora entiendes por qué tu ausencia me supo a caos?, me envolví en este mundo tan plástico, tan monótono, insensible de ti. Estuviste fuera tanto tiempo que llegué a odiar a los poetas por pensar que te habían hecho extinguir; y ahora, creo en lo irónico que es buscar afuera más musas, cuando existes tú, mi catarsis más hermosa.

firma

 

 

 

MALDITAS MIS GANAS DE ABRAZARTE #AudioNoviembre

¡Pero qué más da!, si cuando estamos juntos en lo único que pienso es en quedarme a tu lado para siempre; porque cada vez que no estás junto a mí me doy cuenta de que es más fuerte lo que siento que lo que me dicta la razón, y te lo he dicho; te he dicho tantas veces y de muchas formas que te quiero.

Que a estas alturas yo no entiendo cómo es que llegas a pensar que cuando no te busco significa que te he olvidado, como si fueras cualquier cosa. Y tú, tú no eres cualquier cosa, tú eres aquél universo en el que me atrevería a amerizar sin miedo a perderme. Tú eres esa canción que no me cansaría de repetir en decibeles máximos, eres quizá la piedra que colocaría en mi camino para tropezar una y otra vez.

Entonces… ¿cómo podría yo olvidarte?

Dime en dónde podría yo encontrar otros brazos que me hagan sentir lo que tus brazos logran; otras manos mejor que las tuyas, que me dieran ese calor que prohíbe al invierno hacerme temblar; a otra persona que al dormir a su lado disfrutara tanto como disfruto dormir junto a ti.

Tú no entiendes, no lo entiendes.

Yo contigo haría un viaje a pie, y a pesar de eso me faltarían carreteras y tiempo; y me sobraría fuerza,  porque estando a tu lado todo se vuelve diminuto y menos complicado. No sé hasta cuándo, pero sé que no quiero dejar de sentirlo por ti.

¡Y qué más da!, si nunca me aguanto las jodidas ganas de abrazarte. Por eso me tienes otra vez ahí, frente a ti, mirando en tus ojos el reflejo de lo míos que piden a gritos me abraces. Y por si no los escuchas mis brazos los repiten. ¡Abrázame, abrázame maldita sea!

firma

AMAR NO ES POSEER, QUIZÁ SEA DECIR ADIÓS #AudioOctubre

Creí que no bastarían 500 cuartillas para escribir sobre la historia que terminó siendo capítulo, y ve que no ha sido así. Yo no sé qué pensaba cuando quería que solo pensaras en mí, que solo me vieras a mí y que tus manos no tocaran otra piel más que la mía; yo no entiendo cómo llegué a pensar en ser la única persona capaz de hacerte feliz. Y en que a pesar de los contratiempos nada desgastaría las ganas de tenernos. Y hoy me he dado cuenta de que todo es finito, aunque las promesas juren lo contrario. Sé que no soy  la clase de chica que quieres en tu vida, por mucho que piense que soy la persona que a pesar de conocer tus defectos los acepte y siga aquí, así como pensé que tú al conocer los míos harías lo mismo, y entonces  en este momento estaría escribiendo un poema cursi para ti, y no otro más sobre ausencias, pero no pienses mal que, mi intención no es poseerte. Llámalo masoquismo o torpeza, llámalo como quieras que total, ya  otros le han puesto codependencia. Probablemente esto no sea lo último que  escriba pensando en ti.

Posdata: y por si piensas que lo que te doy son solo palabras, entonces, no vuelvas más.
.

HEME AQUÍ… #AudioSeptiembre

Después de tanto tiempo heme aquí otra vez, escribiéndole al amor con el pulso enloquecido por las ganas que tengo de abrazarlo. Chorreando de historias la noche sobre ausencias y una que otra risa en prosa para convencerla de que la soledad  no es tan mala como la pintan, como tan mala es su ausencia que golpea un poco todos los días y tortura mi memoria que a veces intento perder, y aunque me contradiga no sabía que una taza de café fuera tan buena compañera. Se tomó tan en serio esa frase de Neruda, que decía que, “para que nada nos separe que nada nos una”, y prefirió irse antes por miedo a perdernos; lo curioso fue que reencarnamos en fragmentos de poemas que por suerte o destino nadie podrá borrar. Quién diría que tras llenarnos de promesas al final no habría más espacio para nosotros, quién diría que él le daría sentido a las cartas de Sabines, y que su sonrisa sería tan bizarra que a falta de ella me pondría a ver la luna todas las noches con el pretexto de tener insomnio, cuando lo que tengo es él. Me dejó el vicio más hermoso, ese de embriagarme de poesía cada vez que lo recuerdo, y ahora tengo un puñado de poemas, pero no lo tengo a él.

firma

Es agosto y me has dejado sin palabras #AudioAgosto

 Hasta entonces había vivido con la idea de nunca mirar atrás, pero no puedo evitarlo cuando lo que he dejado tras mi huída es algo tan significante.

Siempre suelo mirar hacia atrás cuando sé que a pesar de intentar dejar que el tiempo lo absorba como cualquier detalle imperfecto; no puedo, no quiero erradicarlo definitivamente de mí.

Tengo escrita una carta de despedida que no creo poder darte jamás.

Y la razón es tan obvia…

tú eres mi inspiración,

eres tú quien le da sentido a todo lo que escribo.

firma